Unida a su gozo

“El Señor está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos”. Sofonías 3:17.

¡Magnífica palabra! Sin duda las mejores estrategias de cómo vivir en gozo es la palabra de Dios, que es nuestro mejor manual de instrucciones.

Uno de mis versos favoritos de este libro ¡Dios en medio de su pueblo con toda la majestad de su poder! Su presencia es suficiente para inundarnos de paz y de esperanza. Esto nos trae gozo. En nuestro Dios se ocultan tesoros de infinito poder; Él mora en nosotros; por tanto, podemos convivir con él con cantos de alegría. Su amor nos enseña que le podemos expresar cantos y tantas cosas en ellos!

No sólo gozamos de su presencia, sino que Él está continuamente ocupado en el trabajo de nuestra salvación: «Él salvará». Siempre está salvando; y el se goza por ello, ahí radica su gozo. Por eso lo llamamos Salvador; tal es el significado del nombre de Jesús. No temamos ningún peligro, porque poderoso es para salvar. Más aún, siempre permanece el mismo: ama, persevera en el amor y no dejará de amar. Me pregunto hoy ¿de cuántas cosas me salva cada día? Me gusta hacer conciencia de ello, darme cuenta y gozarme por lo que hace y agrandar la lista de las tantas cosas que tengo para agradecerle!

Me encanta la parte que dice, “Callará de amor” es mi parte favorita del verso. Me pone a pensar en cuántas veces Dios ha estado callado conmigo por amor a mi, por amor al proceso que tengo que pasar, por amor al propósito y destino que él me ha diseñado para alcanzar. Me asombro y me uno más a él y a su pensamiento. Esto me lleva a pensar solo en las cosas de bien que él tiene para mi. Me hace vivir contenta en mi vivir diario. Su amor, su gozo muchas veces me lo manifiesta con un silencio y eso me da fuerza. Cuando el guarda silencio, yo lo alabo, dignifico su poderío y majestad como dice este texto. Su palabra es profunda. Entre más profunda mi adoración a él, más profundo es mi gozo. Mi gozo a causa de la eternidad de su fuente inagotable. En este amor Dios se goza y encuentra materia para que el mismo quiera cantarnos. ¡Esto es admirable! Después de haber acabado la creación, no cantó literalmente, pero si dijo «que todo era bueno»; pero, llevada a cabo la redención, el universo entero sintió tanto gozo, que no podía ser expresado sino por un canto de gozo y de victoria.

¡Piensa en esto, y llénate de asombro! Dios canta para nosotros. De nosotros hace el objeto de su amor, de su gozo, de su descanso y de su canto. ¡Hoy, me uno a su gozo! 

La clave del gozo radica en el amor, esa es la más grande verdad de Dios. No tenemos a un Dios triste ni enojado ni amargado. El se goza en y por nosotros, por el simple hecho de que nos ama con amor eterno. No dependiendo de lo que hagamos o dejemos de hacer. Convivir con él nos hace el día mas ligero y nos ayuda a no enojarnos ni entristecernos, a tomar las cosas de la mejor manera. Su amor perdura para siempre, su AMOR en nosotros es igual a gozo. Por eso Gálatas 5:22-23 habla del fruto del espíritu santo que es el amor, vienen nueve y entre ellos el gozo. Así que, el vivir constantemente en su presencia, el convivir con Dios y su presencia, el disfrutar de su palabra erradica cualquier causa que me quiera hacer sentir triste o enojada y me ayuda a resolver las situaciones difíciles a las que me enfrento cada día. Ahora entiendo más porque la palabra de Dios dice: “El gozo del Señor es mi fuerza”. (Nehemías 8:10 y Salmos 118)  Hoy me gozo y fortalezco en su presencia.

¡Oh, Señor, por tu infinito amor, enséñanos a amarte, enséñanos a regocijarnos junto contigo cada día de nuestra vida! Amén.

Comentarios Facebook

Tags :

Avatar
Posted by Bianca Corrales