Inspiración

¡Ven y adora!

“¿Dónde está el niño que nació para ser el rey de los judíos?  Vimos su estrella en el oriente y hemos venido a adorarlo.” Mateo 2:2

 

Jesús nació en Belén de Judea siendo Herodes el Grande, rey de ese país. En ese tiempo, unos hombres sabios de un país de oriente llegaron a Jerusalén preguntando dónde es que estaba el rey de los judíos, pues habían visto su estrella y venían a adorarle.

 

Quien conoce a Jesús, ha escuchado esta bella historia de su nacimiento y se puede imaginar la trayectoria que hicieron estos hombres sabios. No se sabe cuántos eran y se desconocen sus nombres, pero lo que si es seguro, es que buscaban al rey de los judíos, y su deseo era adorarle.

 

Vieron su estrella y le buscaron. Pero fue hasta que le adoraron, que los regalos fueron abiertos. ¡Qué hermosa escena el imaginar a unos hombres sabios postrados ante un pequeño niño! Dejando a un lado todo orgullo o vanidad se postraron, reconociendo al rey que había nacido. ¡Que gran lección se puede encontrar en esta acción!

 

Una sola escena puede hablarnos del carácter de estos hombres pero también de su postura al reconocer ante quien se encontraban en ese momento. A quien ellos buscaban, el rey de los judíos, se postraron sin dudarlo, y le adoraron.

 

Su estrella los guió, pero fue su presencia quien los llevó a reconocerle.

 

Su luz sigue brillando. ¿Por qué no hacer lo mismo e imitar a estos hombres sabios de oriente?

 

¡Ven y adora!

Read more

Que Dios sea el centro de tu vida

Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?, Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Mateo 22:36

 

Ama a Dios con todo tu corazón. Todos desean ser felices, pero pocos están dispuestos a accionar para tener un corazón limpio. Amar a tu prójimo como a ti mismo te libera de un corazón lleno de impureza, ingratitud, incredulidad y malos pensamientos hacia los otros. Cambia esos malos pensamientos por buenos; pensamientos de agradecimiento, unidad, respeto, comprensión y busca cómo bendecir a los otros.

 

El alma es la parte espiritual de nuestro ser, lo que Dios espera. Aliméntala día a día con su palabra. Se dice que el alma es lo puro de nuestro ser y es lo que Dios reclama.

 

La mente son todos nuestros planes terrenales y ésta es limitada, las acciones de adoración brotan del alma, del corazón. La palabra dice que sólo los limpios de corazón le verán.

 

Tenemos como ejemplo a Ana, con su boca pedía al Señor un hijo, con un corazón lleno de amargura, pleito, revancha, etc., pero cuando comprendió que amaba a Dios y que él era el centro de su vida, entonces pidió un hijo con el alma, con amor y lo dedicó para el servicio de Dios, entonces él se lo concedió porque eran buenos esos planes. Siempre pide con un corazón limpio y él te responderá.

 

Si le dedicamos tiempo a Jesucristo, el será el centro de nuestras vidas. Día con día ten un devocional, una cita con el amado. Seleccione una hora del día, prepárese, encuentre un lugar donde pueda estar solo (reúna sus materiales: Biblia, cuaderno, lista de oración, pluma, música, etc.) y desarrolle un plan que incluya oración, estudio bíblico y el escribir sus pensamientos.

 

Dios desea ser tu primer amor; el centro de tu vida.

 

Read more

Unida a su gozo

“El Señor está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos”. Sofonías 3:17.

¡Magnífica palabra! Sin duda las mejores estrategias de cómo vivir en gozo es la palabra de Dios, que es nuestro mejor manual de instrucciones.

Uno de mis versos favoritos de este libro ¡Dios en medio de su pueblo con toda la majestad de su poder! Su presencia es suficiente para inundarnos de paz y de esperanza. Esto nos trae gozo. En nuestro Dios se ocultan tesoros de infinito poder; Él mora en nosotros; por tanto, podemos convivir con él con cantos de alegría. Su amor nos enseña que le podemos expresar cantos y tantas cosas en ellos!

No sólo gozamos de su presencia, sino que Él está continuamente ocupado en el trabajo de nuestra salvación: «Él salvará». Siempre está salvando; y el se goza por ello, ahí radica su gozo. Por eso lo llamamos Salvador; tal es el significado del nombre de Jesús. No temamos ningún peligro, porque poderoso es para salvar. Más aún, siempre permanece el mismo: ama, persevera en el amor y no dejará de amar. Me pregunto hoy ¿de cuántas cosas me salva cada día? Me gusta hacer conciencia de ello, darme cuenta y gozarme por lo que hace y agrandar la lista de las tantas cosas que tengo para agradecerle!

Me encanta la parte que dice, “Callará de amor” es mi parte favorita del verso. Me pone a pensar en cuántas veces Dios ha estado callado conmigo por amor a mi, por amor al proceso que tengo que pasar, por amor al propósito y destino que él me ha diseñado para alcanzar. Me asombro y me uno más a él y a su pensamiento. Esto me lleva a pensar solo en las cosas de bien que él tiene para mi. Me hace vivir contenta en mi vivir diario. Su amor, su gozo muchas veces me lo manifiesta con un silencio y eso me da fuerza. Cuando el guarda silencio, yo lo alabo, dignifico su poderío y majestad como dice este texto. Su palabra es profunda. Entre más profunda mi adoración a él, más profundo es mi gozo. Mi gozo a causa de la eternidad de su fuente inagotable. En este amor Dios se goza y encuentra materia para que el mismo quiera cantarnos. ¡Esto es admirable! Después de haber acabado la creación, no cantó literalmente, pero si dijo «que todo era bueno»; pero, llevada a cabo la redención, el universo entero sintió tanto gozo, que no podía ser expresado sino por un canto de gozo y de victoria.

¡Piensa en esto, y llénate de asombro! Dios canta para nosotros. De nosotros hace el objeto de su amor, de su gozo, de su descanso y de su canto. ¡Hoy, me uno a su gozo! 

La clave del gozo radica en el amor, esa es la más grande verdad de Dios. No tenemos a un Dios triste ni enojado ni amargado. El se goza en y por nosotros, por el simple hecho de que nos ama con amor eterno. No dependiendo de lo que hagamos o dejemos de hacer. Convivir con él nos hace el día mas ligero y nos ayuda a no enojarnos ni entristecernos, a tomar las cosas de la mejor manera. Su amor perdura para siempre, su AMOR en nosotros es igual a gozo. Por eso Gálatas 5:22-23 habla del fruto del espíritu santo que es el amor, vienen nueve y entre ellos el gozo. Así que, el vivir constantemente en su presencia, el convivir con Dios y su presencia, el disfrutar de su palabra erradica cualquier causa que me quiera hacer sentir triste o enojada y me ayuda a resolver las situaciones difíciles a las que me enfrento cada día. Ahora entiendo más porque la palabra de Dios dice: “El gozo del Señor es mi fuerza”. (Nehemías 8:10 y Salmos 118)  Hoy me gozo y fortalezco en su presencia.

¡Oh, Señor, por tu infinito amor, enséñanos a amarte, enséñanos a regocijarnos junto contigo cada día de nuestra vida! Amén.

Read more

La disciplina es necesaria

¿Que Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. Miqueas 7:18

 

El libro de Miqueas relata un tiempo de juicio y sufrimiento; se podría decir que fue un tiempo donde Dios castiga a su pueblo por su infidelidad y pecados, pero también anuncia misericordia y restauración. “Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.” Hebreos 12:11.

 

Con seguridad todas hemos pasado por alguna clase de corrección de parte de Dios o quizá por parte de nuestras autoridades de la iglesia. Cuando somos disciplinas por Dios, al momento podría parecer muy fuerte la disciplina o una exageración o quizá el castigo pareciera reflejar la falta de amor de Dios por nosotras. La verdad es que cuando somos disciplinadas o castigadas por algún error o pecado, el amor de Dios no disminuye, todo lo contrario, porque nos ama nos corrige.

 

En el momento en que estamos pasando por la disciplina, Dios busca que lleguemos a un arrepentimiento genuino y la búsqueda de su perdón. Durante el proceso estamos siendo purificadas y seremos restauradas, no desechadas. En nuestro caminar cometeremos errores, nos equivocaremos, pecaremos contra Dios, pero El promete tener misericordia si aceptamos su corrección. Así que, mi querida hermana, si en este momento estás pasando por la corrección, mantente enfocada en su amor, arrepiéntete pronto, busca la misericordia de Dios para que llegue el perdón y tu restauración. Dios se deleita en brindar su misericordia, su enojo no dura por mucho tiempo, resiste y mantente fuerte durante el proceso.

Read more

Llamada para llevar la buena noticia

“Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches”. Jonás 1:17

 

Muchas de nosotras conocemos la historia del profeta Jonás y cómo reacciono ante el encargo que Dios le hizo de llevar un mensaje a Nínive, una ciudad muy difícil y llena de maldad. Sin embargo, a pesar de sus flaquezas (inseguridades, miedos, temores, etc.) tuvo que obedecer la indicación que el Señor le había hecho. Y podrás estar pensando pues si obedeció, ¿porque anteriormente le tuvo que disciplinar el Señor por medio de esa prueba que pasó en el mar? Jehová asignó un gran pez para que entendiera que a él se le asignó una tarea específica y que habría que cumplir con ella, a él Jehová lo escogió para esa determinada tarea.

 

¿Cuántas de nosotras seguimos batallando para cumplir y poder entender que fuimos escogidas para determinada tarea en este mundo? Para el liderazgo que ejerces, para ser esa mujer que puede poner en alto el precioso nombre de Jesucristo, para ir a esos lugares tan escabrosos o difíciles de andar y poder llevar la hermosa palabra de Dios a esas mujeres que están necesitadas de recibir la buena noticia a los pobres, a anunciar libertad a las oprimidos, a sanar a las quebrantados de corazón, a dar vista a las ciegos.

 

Pudiera decir que el mundo entero es como esa ciudad “Nínive” en donde la maldad es el común denominador, en donde la maldad está subiendo a la presencia de Dios, y eres TU, la que Dios quiere usar para ir a darles la buena nueva a todas esas mujeres, que sufren violencia, física, verbal, emocional, a esas mujeres que ocupan la ayuda de mujeres como nosotras, que tenemos la verdad y de esa manera ayudarles a salir de la prisión en la que se encuentran.

 

Si, ¡TU hermana! Fuiste elegida al igual que Jonás para llevar una buena noticia a esas mujeres. No somos obra de la casualidad, tenemos su Espíritu Santo que nos guía, que nos da dirección para cumplir con esta hermosa comisión.

 

Recuerda que Dios no está enfocado en nuestras flaquezas o debilidades, sino en nuestro corazón. (2 Reyes 14:25)

Read more

Herederas de una promesa

Números 13:30-33

El pueblo de Israel ya tenía la promesa: “Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos” ¿Por qué no cumplirla? ¿Por qué no querer salir del desierto? Israel tenía todo para salir del desierto: La promesa de Dios y sus bendiciones, sin embargo, su mentalidad le impidió tomar posesión de la tierra prometida.

Sus pensamientos eran:

  1. no podemos…es más fuerte que nosotros (falta de visión)
  2. a nuestro parecer, somos como langostas (baja autoestima)

“Comparados con ellos, parecíamos langostas, y así nos veían ellos a nosotros”, esta frase que los diez espías con reporte negativo diera, muestra la falta de confianza en quien les había dado la promesa misma de que heredarían la tierra. El reporte de diez hombre creaba en todo el pueblo una visión distorsionada. No podían ver en ellos las capacidades necesarias para poder lograr vivir en la promesa. Olvidaron que “fiel es quien les había prometido”, y no serían ellos a través de sus propios méritos quienes conquistarían pueblos; sería Dios a través de ellos.

Razón por lo cual hoy debemos recordar:

¿De qué somos herederas?

Salmo 37:9 esperan en Jehová… heredarán la tierra…

Salmo 37:29 los justos heredarán la tierra, y vivirán…

1 Pedro 3:9 llamados para que heredaseis bendición…

Apocalipsis 21:7 el que venciere heredará todas las cosas…

¿Por qué somos herederas?

Gálatas 3:29 linaje de Abraham sois, y herederas según la promesa

Tito 3:7 para que… viniésemos a ser herederas conforme a la esperanza…

Hebreos 1:2 por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo…

¡Imagínese estar ante una multitud y gritar una opinión que no agrada a nadie! Caleb estaba dispuesto a levantarse para pronunciar lo que Dios había mandado. Caleb dijo: ¡Podemos conquistarla! El vio los mismos gigantes y las mismas ciudades amuralladas que los otros espías, pero los 10 espías regresaron para trasmitir un informe pesimista. Las palabras de Caleb proclamaron una convicción, una «confesión», ante todo Israel: «más podremos nosotros que ellos», confesión de fe pues finalmente logro la posesión de la tierra aun en una fecha tardía.

Nosotras muchas veces preferimos ver las ciudades amuralladas frente a nosotros y olvidamos que al igual que el pueblo de Israel ya hemos sido bendecidas “de manera que los que creen son bendecidos junto con Abraham, que también creyó” (Gálatas 3:9). Somos bendecidas ahora. La bendición es entonces un estado de la presencia de Dios en nosotras, sus hijas. Creamos en El. Usted no necesita paños santos, agua bendita o unciones de hombre alguno, usted necesita CREER.

¿Qué pensamientos te detienen de salir del desierto? Hermana, el desierto es con un propósito: “que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal; que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien.”

El pueblo tardó 40 años haciendo un viaje de 11 días aproximadamente porque Dios necesitaba formar un pueblo que tuviera su visión. Dios no quiere que vivas en el desierto sino que pases victoriosa.

Pon tu corazón y tu mente no en Egipto ni en el desierto sino en la tierra prometida, tierra que fluye leche y miel. Atrévete a pensar que mereces lo que Dios te ha dado por heredad. “Así que ya no eres esclavo sino hijo; y como eres hijo, Dios te ha hecho también heredero.” (Gálatas 4:7 NVI)

Ya eres heredera, ¿está fluyendo tu tierra leche y miel?

Read more

Siempre se puede volver

El camino que a veces recorremos es difícil; con obstáculos que se van convirtiendo en desiertos tan áridos que han llevado a muchas mujeres a cambiar su camino; la ruta que Dios les había dado ya no tiene sentido o prioridad y vino al corazón de ellas rebeldía. Mujeres que se dejaron llevar por emociones negativas, y pensamientos irracionales que oscurecieron su mundo.

Esta semana reflexionando acerca de los factores que llevan a una persona a rebelarse contra Dios, se vino a mi mente un pensamiento tal vez producto de mi propio análisis, o tal vez fue puesto en mi mente por Dios, pero deseo plasmarlo con la intención de mover corazones y puedan volver a la buena voluntad de su padre celestial. Ese pensamiento fue: “hay muchas mujeres con necesidad de regresar a Dios pero no saben cómo hacerlo por el temor de ser juzgadas, criticadas o rechazadas.”

Si tú eres una de estas mujeres, quiero decirte que en los tiempos del profeta Oseas, Israel vivía en rebeldía y pecado por lo que, a causa de esto, el Señor tenía todo el derecho a condenarlos, pero El no lo hizo. ¡El no pudo hacerlo! El simple hecho de pensar en ello, causaba dolor a su corazón. Es como si dijera a Israel: “En realidad te debería castigar, pueblo mío, pero tengo mis manos atadas; ¡no puedo hacerlo! Seguramente surge en nosotros la siguiente pregunta: ¿Es que Dios no tiene poder? ¡No, no es así! ¡Claro que tiene TODO el poder! No obstante, Dios manifiesta en estos pasajes una especie de impotencia. Cuando Israel debería haber recibido una sentencia destructiva, las palabras del Señor fueron: “¡Mi corazón está conmovido, lleno de compasión por ti!”

Hoy te digo que el corazón de Dios está conmovido por tu situación amiga. El te conoce y sabe que eres débil, que a veces no sabes ni lo que quieres y que fácilmente cometes errores. Él nos corrige pero no nos censura. Él nos llama a cambiar, a buscarle, a pedir su perdón en todo tiempo. ¡Él nos busca, porque nos ama!

Del corazón de una mujer que un día estuvo en tu lugar.

Read more

Me propongo no contaminarme

“ Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey…” Daniel 1.8

¡Qué inspiradora es la historia de Daniel!, propuso no contaminarse. Su decisión ha sido motivación espiritual por siglos. Me gustaría que reflexionemos sobre la repercusión física que obtuvo.

La alimentación que eligieron Daniel y sus amigos se vio reflejada en su apariencia física en tan solo diez días. Dios indicó al pueblo de Israel cuales había alimentos contaminan al cuerpo, por lo tanto, no los consumían. En base a su convicción tomó una decisión para guardarse.

Esta elección alimenticia no fue irracional, Daniel era destacado en inteligencia. “Las legumbres contienen un alto contenido energético, son la principal fuente de proteína vegetal, alto contenido en fibra, no contienen colesterol, contienen calcio, magnesio, potasio, fósforo, zinc y hierro además de Vitaminas B1, B3 y B6.“ ABC en Bienestar.

Dios enseñó a Pedro que podemos consumir todo alimento (Hechos 10:15), pero parece que estamos alimentándonos tan desordenadamente que no podemos ocultarlo.

Nuestra apariencia física y nuestra condición de salud están hablándonos. En el 2015, la SSA anunció que el 70% de los mexicanos padece obesidad, 30% hipertensión y 9% diabetes; todo como consecuencia de malos hábitos alimenticios y el sedentarismo.

Los cuidados del cuerpo que Dios te ha dado son básicos y sencillos:

  • Toma agua
  • Duerme bien
  • Aliméntate saludablemente
  • Haz ejercicio

El cuidado espiritual es nuestro objetivo principal, sin embargo, Dios también te invita a cuidar tu cuerpo, pues es “su templo” (1 Cor. 3:16 y 17). No lo destruyas con malos hábitos. No tientes a Dios exclamando: “En el nombre de Jesucristo que no me haga daño.” Pregúntate: ¿Qué necesito modificar para salud de mi cuerpo? Y modifícalo para tu bendición y de los tuyos.

Dios te regaló un cuerpo sano, es tu responsabilidad no contaminarlo. ¡Anímate y proponte NO CONTAMINARTE!

 

 

 

Read more

Una nueva oportunidad

El día de hoy se presta para marcar un fin de ciclo y comenzar uno nuevo. ¡Qué beneficioso puede resultar meditar en este período! Rememorar aquellas metas logradas y revivir la satisfacción experimentada. Recordar aquellas dolorosas pruebas y atesorar el aprendizaje que obtuvimos a través de ellas. Algunos recuerdos nos estremecen con los reveses por los que Dios nos llevó durante días o meses, todo para hacernos madurar y confiar en El.

Quizá actuamos sin pensar en lo que podríamos haber ocasionado en algún amigo, hermano o familiar y lamentarlo hoy. Hay días de los que nos avergonzamos y no quisiéramos acordarnos, pero el pasado no se cambia. Sin duda, de una forma u otra hemos ofendido a Dios y las frases populares del momento anuncian: Una vez salvo, siempre salvo, Sólo vives una vez, entre otras. Pero Dios dice: “…si la persona justa deja de hacer lo bueno y comienza a comportarse como un malvado no tomaré sus buenas acciones, y morirá por culpa de sus pecados y por desobedecerme. (Ezequiel 18.23 TLA)

Pero quiero decirte que ésta no es la última palabra de Dios. El Señor añade: Arrojen a la basura todas las maldades que cometieron vuelvan a amarme de todo corazón, y busquen recibir una nueva vida…” (v. 31) ¡He aquí la nueva oportunidad!

El rey David oraba: Lávame más y más de mi maldad, límpiame de mi pecado, purifícame y seré limpio; crea en mi, un corazón limpio (PAR Salmo 50). Tu puedes orar como él.

Te invito a reflexionar este día, pero sobre todo, a orar a Dios y arrojar sobre El aquello por lo que te arrepientes. Vuelve a los brazos amorosos del Señor, no le saques la vuelta. Decídete a hacer lo recto y justo. ¡No desaproveches esta nueva oportunidad!

Read more

LA RESTAURACIÓN DEL SILO ESPIRITUAL

Jeremías recibe palabra de Jehová, quien le ordena pararse a la puerta del templo y declararle a Judá su condición y el castigo que recibirían  si no dejaban de practicar lo malo:

¨Ahora vayan a Silo, al lugar donde puse antes el tabernáculo que llevaba mi nombre. Vean lo que hice allí debido a toda la perversidad de mi pueblo.¨  Jeremías 7:12 NTV

La ciudad de Silo, era el lugar, al que los Israelitas subían para adorar porque allí se encontraba el Arca del Pacto. Quizá por esta razón, los  historiadores y eruditos le dan a Silo el significado de ¨El lugar del enviado, lugar de reposo y de paz¨.

No obstante que la presencia de Dios estaba con su pueblo, hicieron enojar a Jehová.  “Le enojaron con sus lugares altos, y le provocaron a celo con sus imágenes de talla.  Lo oyó Dios y se enojó, y en gran manera aborreció a Israel. Dejó, por tanto, el tabernáculo de Silo.¨. Salmo 78:56-60

Dios permitió que su pueblo Israel fuese derrotado y que los Filisteos llevaran consigo el Tabernáculo, por lo cual, Silo quedó desolado. Muchos años después, Judá estaba viviendo de la misma manera, hacía lo malo delante de los ojos de Jehová, mas Dios en su Misericordia, envía a Jeremías. 

La palabra profética está vigente hasta nuestros días, Dios continúa hablando por medio de su palabra, El anhela, que cada uno de nosotros reflexionemos en nuestros caminos y nuestras obras, que pidamos perdón y permitamos que la presencia del Espíritu Santo restaure el tabernáculo de nuestro corazón.

“Obedézcanme, y yo seré su Dios, y ustedes serán mi pueblo. ¡Hagan todo lo que les diga y les irá bien!”. Jeremías 7:23 NTV

Read more