Nora Granillo
Posted by Nora Granillo
Esposa, Madre, Teóloga, Consejera y Maestra. 40 años colaborando en el ministerio pastoral a lado de su esposo, Rev. Matías Jiménez Sánchez. 44 años de bautizada, 2ª generación Apostólica. Siempre ha buscado engrandecer la obra de Dios. Se ha desarrollado en diversos puestos de liderazgo a nivel presbiterial, regional distrital. Ha dado clases en diversas escuelas Distritales y en el Colegio de la Asamblea Apostólica. Madre de 3 hijas: Miriam, Judith y Edna. Ha cursado un Diplomado en Consejería, Administración y es Egresada como Licenciada en Teología del CCM en 2002, siendo la primera mujer en titularse en el Distrito de Tijuana. Es apasionada por la lectura bíblica, la oración y el discipulado. Se caracteriza por su entrega a la obra, no importando lo grande o lo pequeño de la tarea, siempre pone diligencia y amor en cumplirla. Actualmente trabaja en la 18ª Iglesia del Distrito de Tijuana y cursa una maestría en Teología en la Global University of Theology.

La mujer cristiana en el hogar (parte 1)

Muchos hogares cristianos hoy en día, no están funcionando como Dios lo diseñó. Hay muchas desavenencias, no tie...

La mujer del evangelio de Lucas

Lucas inicia diciendo que además de los seguidores masculinos y de María la madre de Jesús había una variedad grande...

Arrogancia y traición

“El día que estando tu delante, llevan extraños cautivo su ejército, y extraños entraban por sus puertas, y echaba...

¿Cuál es tu excusa?

“Y yo dije: ¡Ah! ¡Ah! ¡Señor Jehová! He aquí, no se hablar porque soy niño” Jeremías 1:6 En la época del A...

Alimentándonos de lo mejor

“El sabio tiene hambre de conocimiento, mientras que el necio se alimenta de basura.” Proverbios 15:14 (NTV). El pro...

Para esta hora

“Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; m...

Un corazón preparado

“Porque Esdras había preparado su corazón para inquirir la ley de Jehová, y para cumplirla, y para enseñar en Isra...

Solo una vasija

“Y Eliseo le dijo: ¿Qué haré yo? Declárame que tienes en tu casa. Y ella dijo: tu sierva ninguna cosa tiene en cas...

LEVÁNTATE COMO MADRE

“Las Aldeas quedaron abandonadas en Israel, habían decaído. Hasta que yo Débora me levanté. Me levanté como madre...